TENGO PROBLEMAS DE CLORO

Una vez compartí parte de mi tiempo con un pez. Una mañana, al levantarme y acercarme a darle los buenos días, me lo encontré flotando en la pecera. Un día fue un pez de verdad. Pero se me murió y lo escaneé. Ahora su recuerdo imborrable decora mis tazones de desayuno.

Serigrafía con pigmentos cerámicos. 2 tintas.
La tinta azul, además de en la serigrafía de la frase, la hemos aplicado a brochazos y salpicones, lo que hace que cada taza sea única.
Decoración exterior e interior.
Resistente al lavavajillas.
La taza va dentro de una caja blanca también decorada por nosotros.

Pensado, diseñado y estampado a mano con amor mediante procesos artesanales.